# # # # #

Aprende a realizar una Donación

# # #

Hay cosas que el fuego nunca podrá destruir: la esperanza y la solidaridad. Al salir del hospital, un niño quemado requiere una serie de cremas y prendas especiales para evitar que sus cicatrices no se infecten, pero muchos padres ignoran ello o no pueden costear tales necesidades. Por eso, al cabo de pocos meses, los menores presentan secuelas graves, muchas veces irreversibles. Son casos de este tipo los que atiende, con mucho amor, la "Asociación de Ayuda al Niño Quemado":http://www.aniquem.org/ (Aniquem). Se trata de una ONG que brinda gratuitamente lo necesario para la recuperación total de niños de escasos recursos económicos que han sufrido quemaduras graves. También ofrece terapia física y psicológica. Desde su creación formal en el 2002, Aniquem ha atendido a más de 1.800 niños quemados de todo el país. Si son de provincias, los trae a su local de jirón Santo Domingo 255, Jesús María. “Muchos padres abandonan la rehabilitación que el Sistema Integral de Salud (SIS) brinda a sus hijos, porque no pueden costear los gastos que este beneficio no cubre, como mallas compresivas o férulas, o porque viven en zonas alejadas del interior del país. Ahí entramos nosotros”, refiere Víctor Rodríguez, médico y presidente de la asociación. “Nos llegan pacientes con cicatrices hipertróficas (hinchadas), queloides (tumores fibrosos) o retracciones en las extremidades”, explica Mary Malca, vicepresidenta de Aniquem. Luego de la hospitalización el niño quemado necesita sesiones de rehabilitación constantes durante al menos dos años. “Eso puede costar hasta 500 soles al mes”, dice Rodríguez. Si el menor desarrolló cicatrices hipertróficas en el rostro, deberá usar una mascarilla de silicona. Si se trata de un tumor en cualquier parte del cuerpo, se le colocará una malla compresiva. Una cicatriz en cualquier articulación requiere de una férula para que la piel no se contraiga. Masajes con cremas hidratantes complementan el tratamiento que a veces llega hasta la cirugía. Todo eso lo puede cubrir Aniquem (teléfono: 261-8619). *LA CIFRA* 7.000 Niños y niñas con quemaduras se atienden, en promedio, cada año en el Instituto Nacional de Salud del Niño. El 90% de ese grupo tiene 5 o menos años. *AL GRANO* *“Necesitamos más colaboradores”* VÍCTOR RODRÍGUEZ. PDTE. ANIQUEM *¿Por qué se creó Aniquem?* Muchos niños quemados salían del hospital, no recibían tratamiento y quedaban con secuelas irremediables. Nacimos en 1999 haciendo prevención, pero a partir del 2002, gracias a muchas personas altruistas, somos el único centro de rehabilitación especializado en

Comentarios

  1. david,

    Donde encuentro información ¿? Gracias por contestar

D�janos tus Comentarios